Teclados mecánicos para escritores (protege tus dedos)

teclados mecanicos escritores ofertas

Cuando en la televisión ponen planos generales del interior de una oficina, me fijo en las mesas y los ordenadores. Por lo general, se utiliza un buen mobiliario, aderezado con cómodas sillas. Pero si prestamos atención a los periféricos del ordenador, la “parte visible”, encontraremos casi siempre pésimos teclados (ni hablar de teclados mecánicos), peores ratones (toscos artefactos)y pantallas planas lowcost.

Da la impresión de que se presta atención a determinados problemas, y a otros no. Las sillas, por lo general rotatorias, negras y ergonómicas, contrastan con los teclados de membrana planos. La espalda queda cubierta, pero nuestros dedos no. Muchas veces no prestamos atención a este detalle: teclear desgasta los dedos, así como hacer clic con el ratón. A largo plazo, se pueden producir problemas como una artrosis prematura.

Por eso más vale prevenir que curar. Si escribes mucho con teclado, ya sea en la oficina o en casa, te interesará esta entrada dedicada a repasar las bondades de los teclados mecánicos, tanto para la salud como para el disfrute en el tecleo.

Problemas en los dedos derivados de un mal teclado

Uno de los problemas más comunes que sufren quienes escriben a diario en malos teclados es el síndrome del Túnel Carpiano. A largo plazo, debido a los movimientos repetitivos, se comprime el nervio mediano, situado cerca de la muñeca, y se genera un dolor que puede llegar a ser crónico. Este síndrome es más común en mujeres que en hombres, pero si uno utiliza a diario un teclado y escribe mucho con él, es importante prevenirlo.

Entre los síntomas, inicialmente se producen parestesias, es decir, adormecimiento y homigueo de los dedos. También se desarrolla dolor que puede alcanzar el antebrazo, llegando incluso al hombro.

Otro fenómeno que se da sobre todo en personas mayores de cuarenta años es el “dedo engatillado“, un bloqueo doloroso del pulgar o anular, muy parecido a una súbita rampa, que resulta también doloroso.

En suma, no es difícil concluir que la manera en que tecleamos y el teclado que usamos son fundamentales para desencadenar o evitar estos problemas. Vamos a repasar la solución de los teclados mecánicos, ideales para mantener unos dedos saludables, pero también algunos consejos prácticos sobre como teclear.

Teclados mecánicos, una solución tanto estética como saludable

Al principio de la era de los ordenadores personales, los teclados contaban con teclas mecánicas individuales. La introducción de las membranas de plástico barato con cortocircuito, cambió el paradigma y empezaron a fabricarse teclados de membrana. Actualmente cualquier teclado de gama baja es un teclado de membrana. Estos teclados son mucho más baratos de fabricar pero ofrecen peor calidad en la impresión del dedo.

Aunque los teclados de membrana dominaron el mercado desde mediados de los 90, algunos fabricantes siguieron apostando por los teclados mecánicos y sus switches Cherry. Estos switches proporcionaban la sensación de “máquina de escribir” y exigían un recorrido mucho más largo con el dedo, a diferencia de los planos teclados de membrana.

Los switches Cherry (los hay de diferentes tipos, como veremos), tienen diferentes mecanismos que implican un recorrido más amplio y que incluyen un “clic”, correspondiente a su naturaleza mecánica.

Teclado mecánico vs membrana

Antes de pasar a una selección de teclados mecánicos que a mí me han ido muy bien para escribir, repasemos la diferencia básica entre el teclado mecánico y el de membrana. ¿Cuál es mejor?

Los teclados de membrana funcionan con almohadillas que responden digitalmente a la presión. Con un toque, se activa. Basta con que la membrana se presione lo suficiente para que se produzca el circuito.

El teclado mecánico prescinde, pues, del elemento electrónico para adoptar switches con diferentes niveles de dureza:

Tipos de switches Cherry en teclados mecánicos

Repaso aquí, rápidamente, los diferentes tipos de switches. Veréis que algunos son más recomendables para escribir que otros. Es un elemento importante a chequear a la hora de comprar un teclado mecánico.

  • Cherry MX Black: Tiene un tacto lineal y no emite clic final. Hay que pulsar la tecla hasta el final de su recorrido. Es recomendable para gamers y usuarios de videojuegos.
  • Cherry MX Brown: Un producto intermedio, tan bueno para jugar como para escribir. Switches muy suables con bump a medio recorrido. No necesita pulsar hasta el fondo, de modo que resulta más cómodo para escribir.
  • Cherry MX Blue: El mejor para escribir. Un poco más duro que el MX brown. Ruidoso, al estilo máquina de escribir.
  • Cherry MX Red: Tan suave como el MX brown, pero de naturaleza lineal. El favorito para amantes de videojuegos.
  • Híbridos mecánicos-membrana: hay otros tipos de teclas, como los híbridos mecánico-membranosos de Nacon, que repasaré a continuación.
  • La marca Razer fabrica sus propios interruptores mecánicos desde 2014, en sustitución de los Cherry MX. Es la única que se ha desmarcado del estándar, hasta la fecha.

¿Cómo funcionan los teclados mecánicos?

Teclados mecánicos utilizan interruptores completos e individuales debajo de cada tecla. Cada interruptor se compone de una base, un muelle, y un vástago. Dependiendo de la forma de este último, presentan diferentes tipos de accionamiento y recorrido. Dependiendo de la resistencia del muelle, se requiere una presión diferente para ser accionado.

Con todos los componentes que se requiere para fabricar una unidad de este tipo, es obviamente mucho más caro que los de membrana, pero también los convierten en una opción muy robusta y agradable al tacto, pero puede que algo ruidosos. Tienen una vida útil de 50.000.000 de pulsaciones, unas diez veces más que los de membrana.

Algunos teclados mecánicos que compré y fueron muy bien

Voy a ceñirme aquí a experiencias personales, siendo yo alguien que teclea mucho cada día por motivos de trabajo y que acaba, como se suele decir, con los dedos cansados. Voy a empezar por mi teclado mecánico favorito, el Nacon CL-510, que me ha servido, y mucho, tanto para escribir como para videojuegos. Pero también os hablaré de otras gratas experiencias.

Nacon CL-510, un teclado mecánico híbrido

Lo destaco como el primero porque es, efectivamente, mi teclado mecánico favorito. Todavía me dura (con él escribo ahora mismo). De él, destaca, ante todo, su calidad al tacto y a la hora de teclear. Requiere de un recorrido más amplio que un teclado de membrana y genera un efecto de teclado mecánico sin clic, pero ligeramente ruidoso (muy poco: se considera silencioso). Muy agradable y cómodo para los dedos, pues las teclas tienen posición ergonómica y se ha pensado en el aligeramiento de la carga con la solución híbrida sobre todo para escribir.

nacon teclado mecanico

El teclado incluye 4 teclas macros, iluminación Led, un soporte agradable al tacto para las muñecas y una carcasa robusta de metal que lo fija bien sobre el escritorio. Nacon CL-510 resulta plácido para la escritura. Eso sí, no lo podemos considerar en ningún caso un teclado portátil.

G.Skill Ripjaws KM780

Uno de los primeros teclados mecánicos que probé. Tiene teclas MX Brown que resultan muy cómodas para escribir, así como retroiluminación para no perder la vista en situaciones de penumbra. Como única ventaja frente al modelo de Nacon, destacaría su precio y la presencia de conexiones USB en el propio teclado.

teclado mecanico

Eso sí, ya os lo digo, el software de configuración no es de lo mejor que he visto, sinceramente.

Razer BlackWidow Ultimate Stealth 2017

Este es un teclado mecánico con de Razer, es decir, con interruptores propios (aunque hay una versión con Cherry MX Blue ideal para escribir), que compré hace poco y que utilizo para otro ordenador de la casa. Excelente para escribir, de gama algo superior al Nacon en todos los sentidos. El Razer BlackWindow es de los mejores teclados mecánicos que hay en el mercado.

razer blackwindow teclado mecanico

Algunos ejercicios para mantener la mano y los dedos destensados

Y para acabar, tres sencillos ejercicios preventivos muy útiles para cuidar las muñecas y los dedos del desgaste del teclado.

  • Masajéate los dedos y las diferentes partes de las manos, incluso con cremas hidratantes.
  • Realiza ejercicios rotatorios de la muñeca de vez en cuando.
  • Une la manos y sepáralas sin separar los dedos. Este ejercicio sirve para estirarlos.
0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *