Métricas de internet: María Frisa y los efectos virales

En ocasiones, determinadas campañas de Change.org se viralizan envueltas en la polémica. Hoy quisiera aportar algunos datos de interés acerca de un caso concreto. El drama se gestó de la siguiente manera: Un famoso y pintoresco Youtuber, Haplo Schaffer, decidió denunciar en Change.org un libro para niños de la autora María Frisa, publicado por Alfaguara. Consideraba que 75 consejos para sobrevivir en el colegio estaba “plagado de insultos tóxicos de todo tipo para niñas de 6 a 12 años, que destacan por su machismo, incitación a la desobediencia, incitación al bullying”. Aportaba algunos ejemplos de frases que probaban presuntamente tal toxicidad, y también capturas de pantalla. La petición alcanzó las treinta mil firmas en pocos días, momento en que algunos periodistas afines al mundo editorial denunciaron a Haplo Schaffer por considerar que la información que aportaba en la petición era sesgada y parcial, y que la acusación perdía todo sentido si uno leía el libro, y que en todo caso el tema había excedido los límites de la normalidad para convertirse en un linchamiento.

El pequeño drama, uno de los tantos que ocurren cada día en la era reciente de Internet, adquirió de pronto una dimensión metafísica. Los que firmaban la petición, ¿habían leído el libro o bien se basaban únicamente en aquellos extractos sueltos para juzgarlo y sentenciarlo? Otros, se preguntaban en las redes: ¿Se puede emitir un juicio válido acerca de lo que no se conoce o tan sólo se conoce de manera manifiestamente parcial? ¿Cuántos firmantes habían firmado el manifiesto con conocimiento de causa y cuántos tomaron por válida la fuente sin contrastar la información? En última instancia: ¿la mayoría tiene la razón?

Aquí pretendo ofrecer datos numéricos que cada uno deberá interpretar tal y como crea conveniente. En mi opinión, son datos elocuentes que prueban –y si no lo hacen, por lo menos conjeturan-, como poco, la existencia de una anomalía. Para extraer las cifras que expondré he utilizado herramientas parcialmente gratuitas de Google, habitualmente utilizadas por especialistas en SEO. Estas herramientas nos ofrecen datos precisos de las fluctuaciones de las modas y los intereses de una sociedad, por lo menos en Internet. La primera, Google Adwords, es una compleja herramienta que habitualmente se utiliza para contratar publicidad. Los anuncios que aparecen en todo resultado de búsqueda se contratan en Adwords. Puesto que se trata de una tarea que requiere de mucha precisión, Adwords incorpora un sistema de planificación de palabras clave que nos dice cuánto se busca cada palabra clave en cada momento, cada idioma y cada país, y qué competencia tiene la puja por click publicitario (este servicio, actual y tristemente, es de pago). Puesto que en España casi todas las búsquedas se sirven de Google, podemos considerar estos datos representativos del conjunto de la sociedad que utiliza Internet, que a su vez corresponde al 90% de la población del país a fecha de 2016.

Según Google Adwords, la palabra clave “María Frisa” con tilde se buscaba hasta la fecha un promedio de 30 veces al mes en Google. Una vez al día. “Maria Frisa”, sin tilde, se buscaba 170 veces. Por otro lado, la palabra clave “75 consejos para sobrevivir en el colegio” se buscaba unas 260 veces de promedio. Los datos en Adwords no se actualizan en tiempo real, de modo que esta captura muestra la situación antes de la viralización.

frisa-adwords-2

Esos datos arrojan un promedio de búsquedas total al día en extremo reducido, por no decir insignificante, en el contexto de la totalidad de búsquedas. Sólo en España, la palabra clave “Pokemon” se busca 246.000 veces al mes (fecha: junio 2016), y los datos no incorporan todavía el enorme repunte que ha supuesto “Pokemon Go”, cuya palabra clave ha contabilizado varios millones de búsquedas este mes. Si seguimos tirando un poco del hilo y comprobamos en Adwords las palabras “libros infantiles”, “libros para niños”, y “mejores libros infantiles”, comprobaremos que se buscan, al mes, 3.600 / 1.300 y 210 veces. De un total del 90% de la población de España con acceso a Internet, sólo a 3.600 personas como promedio (y suponiendo que nadie repita) se les ocurre buscar “libros infantiles” en Google. Una búsqueda más específica como “comprar libro infantil” no tiene resultados relevantes: en la práctica, no se produce nunca.

13728475_10208149334583696_1508343168_o

En términos SEO, la palabra clave “Maria Frisas” es considerada un micronicho. Por supuesto, merece la pena señalar con ironía y desconsuelo la diferencia de búsquedas entre “María” con tilde y “Maria” sin tilde, siendo esta segunda y cómoda opción la preferida por los navegantes.

Otra herramienta de consulta interesante para detectar tendencias de moda, palabras clave cuyas búsquedas crecen como la espuma, es Google Trends (de momento, totalmente gratuita). Para las mismas palabras clave ofrece resultados sorprendentes:

13884603_10208149334623697_1522536805_n

Lo que vemos en el gráfico es el “interés” que ha suscitado Maria Frisa en Internet en los últimos años, con un rango de cero a cien, donde cero es la parte inferior y significa eso mismo, cero, y cien la parte superior. Los datos, según Google Trends para el mes de julio, indicaban un cambio de tendencia radical que apuntaba a un hecho viral. El interés por “María Frisa” con y sin tilde había sido bajo y de tendencia menguante hasta el mes de julio, donde de pronto se colocó en el punto máximo de la escala de Google Trends. Hay que fijarse, también, en el gráfico en el rango 2005-2009. Una teoría no examinada todavía con total profundidad sugiere que cualquier análisis de palabras claves correspondientes a escritores o libros, inicia un declive en ese período del que sólo repunta por razón de la novedad, o en todo caso de los movimientos del mercado y efectos virales como el que estamos observando. El interés por los libros, disminuye, señores.

Por otro lado, el libro en cuestión, 75 consejos para sobrevivir en el colegio, fue una palabra clave también mucho más buscada después del fenómeno de viralización:

frisa-trends-2

El dato merece una breve especulación. Según se observa tanto en Google Trends como en Adwords, hay una diferencia extrema entre cuánto se buscaban estas palabras clave antes y después de la viralización. ¿Se puede extrapolar de forma indirecta que los treinta mil firmantes que en pocas horas aprobaron la petición de Change.org no sabían mucho efectivamente de la autora y del libro hasta ese momento? Por otro lado, que se haya buscado mucho también la palabra clave correspondiente al título del libro, ¿indica que ha habido un interés por acudir al texto original?

Lo que parece obvio es que todo cambio brusco en la tendencia no suele estabilizarse. Si buscamos cualquier otro fenómeno viral que nuestra memoria recuerde e indagamos en sus correspondientes palabras clave observaremos que todo cambio brusco tiene su posterior efecto de rebote. Un ejemplo clásico es el de “León come gamba”:

frisa-comegamba

Se puede enunciar así: en la mecánica del linchamiento o la ridiculización, la repentina fama adquirida volverá a su punto inicial, sin grandes cambios sustanciales, por lo menos en el gráfico y en los términos deshumanizados de los tráficos y los números en Internet. Pero detrás de las palabras clave y los números se suelen esconder seres vivos que no pueden ser cuantificados sólo en esos términos. Del gráfico puede inferirse que, a efectos prácticos, la viralización de un linchamiento es, para quien la sufre, como una tormenta en el desierto. Encontrarse en el punto de mira implica recibir de pronto una gran cantidad de juicios negativos e incluso difamadores. No hay que perder de vista las consecuencias psicológicas de un fenómeno de esta naturaleza.

Por otro lado, merece la pena señalar que Haplo Schaffer, creador de la petición de Change.org, encarna a una de esas figuras que viven adaptadas al medio y a su lógica intrínseca. Este es su gráfico de Google Trends:

frisa-schaffler

Este gráfico muestra lo dura que puede llegar a ser la vida para los Youtubers. Es necesario considerar que, en su caso particular, las posiciones del gráfico son traducibles a dinero efectivo. La inconstancia de la línea y los sucesivos movimientos bruscos muestran los éxitos y fracasos de este Youtuber. Observamos, no sin ironía, que desde mediados de 2014 no lograba generar con su producción ningún incremento sustancial en su fama. Pero, oh, tras la publicación de Change.org promovida por él, la parte correspondiente al mes de julio presentaba un claro repunte de su fama. Veremos lo que ha pasado en los meses siguientes a continuación.

Datos actualizados: noviembre de 2016

Por no perder el hilo, empalmo con lo último que estaba comentando. Además, ya se había creado cierta atmósfera de misterio. En noviembre y ya con perspectiva del asunto (un fenómeno viral no dura más de dos o tres días) observamos que Haplo Schaffer alcanzó un hito en su carrera de Youtuber gracias a la polémica que él mismo había generado.

haplo-schaffer-interes-tiempo

En el caso de un Youtuber, un evento así es un impulso. A pesar del efecto rebote, la base parece haberse incrementado. Observamos de hecho una fase ascendente en la actualidad, noviembre de 2016. El primer capítulo de la tercera temporada de Black Mirror no revela nada que no exista ya. Una persona cuya profesión no tenga que ver estrictamente con el medio, como es el caso de la escritora María Frisa, presenta un cuadro distinto:

maria-frisa-noviembre-2016

El efecto viral fue momentáneo y, al poco tiempo, se regresó a los niveles habituales del gráfico antes del evento viral. Los usuarios que, en la red, adquieren beneficios a raíz de la capitalización de su flujo social, no actuán de la misma manera que los individuos cuyos ingresos no dependen de su actuación en Internet. Yo, personalmente, y puesto que esto no pretende ser un artículo académico y puede permitirse excursos sin fundamento, iría con cuidado con los primeros. Casi parecen la consagración última del capital. Habiéndolo integrado en sí mismos y en su conducta, ya no son ellos mismos, sino el capital mismo que actúa a través de ellos. La relación no es de servidumbre, como la de un consumidor, sino de poder. El libro de María Frisas era para Haplo Schaffer, en alguna medida, una posibilidad de inversión. En el enunciado “nadie puede ser acusado hasta que hayan sido examinadas todas las pruebas en un juicio justo”, puede eliminar de sí mismo, en el contexto de la inversión en Internet, los conceptos de “juicio justo”, “todas las pruebas” y “nadie puede ser acusado”. Podría decirse, de hecho, que ya no es un enunciado, pues ha pasado a ser una onomatopeya: la manifestación de un instinto. El nervio Inquisidor que vibra.

En cualquier caso, los datos de Adwords (en la actualidad parciales por ser una herramienta de pago) indican que la palabra clave “Maria Frisa” sin tilde recibe por lo menos más de mil búsquedas al mes, y la palabra “María Frisa” con tilde, entre cien y quinientas. Los datos son mejores que antes del evento viral, pero de acuerdo con los hechos, no compensan en absoluto y siguen siendo bajos en el contexto del interés general. Obsérvese, por ejemplo (y con esto cierro este artículo), el interés general que despiertan dos KW muy delimitadas: “Librerías” y “Librerias” (esto merece un análisis más profundo en otro artículo: pronto).

librerias-trends

No parece muy esperanzador: “libreria” sin tilde, en azul. En rojo, “librería con tilde”. En amarillo, “libro infantil”, también arroja un interés neto que es inferior a lo que uno podría suponer.

 

1 comentario

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *