fbpx

Lógica militar: Destructores Zumwalt vs 055 Class

Perdí el móvil hace algunos días sin posibilidad de encontrar un sustituto. Ocurrió de una de las maneras más extrañas, tal y como he explicado en la entrada 17 de mi diario. Y llevo incomunicado con mucha gente varios días. Lo que me lleva a una sensación de secretismo y aislamiento cuando estoy en casa que me permite abordar temas como el de hoy. Quiero adentrarme en el mundo de lo militar desde la perspectiva de lo militar. Ciñéndome sólo a ella. Y lo quiero hacer analizando dos modelos nuevos de destructor que acaban de incorporar a sus flotas Estados Unidos y China. Por un lado la curiosa clase Zumwalt americana, y por otro la clase 055 china. 

zumwalt type 055

Con el objetivo de presentar, al lector que no se mueve en estos círculos de lo militar, cómo son estos círculos de lo militar, cómo se piensa y cuál es su lógica. Nos adentraremos, pues, en un mundo donde el ejército y la guerra no se ponen en cuestión: se dan por hechos. Lo más sorprendente, como juicio inicial, es que se trata de un mundo de pleno sentido. Coherente como lo es cualquier mundo que puede contenerse a sí mismo. Ramificado a fondo en la estructura de la sociedad y la economía. Enmarañado en una espiral de respectivas escaladas de violencia simbólica y efectiva que no pueden cesar, a menos que cesen todas de golpe y al mismo tiempo (lo imposible, a efectos prácticos, ahora).

A mí no sé cuánto me durará, pero me ha fascinado.

1. El punto de acceso: la web Defensa.com

Llegué a la web de Defensa.com por las recomendaciones de Google. Lo primero que me llamó la atención fue el carácter aséptico de sus titulares. A pesar de tratar exclusivamente de temas militares.

Aunque parece fácil inferir la ideología subyacente, la puesta en escena de Defensa.com no es sensacionalista o extremista. El lector encontrará informaciones precisas, con un añadido de opinión técnica y, como veremos, estratégica, acerca de temas militares. Con especial atención al ejército español y a los ejércitos de latinoamérica, la web trata de recoger todas las compras, diseños y evoluciones tecnológicas y estratégicas de dichos ejércitos diferentes países. Encontramos una sección de opinión, pero una lectura rápida no deja tampoco la impresión de sensacionalismo. Da la impresión, al contrario, de que especialistas en el tema que dan por supuesta la importancia y necesitad de la existencia de un ejército, arrojan casi siempre su punto de vista acerca de lo que puede necesitar el ejército español en términos operativos y no éticos, morales o políticos.

Es decir, hay una aproximación que da por descontado lo suficiente como para que podamos hablar de máquinas de muerte como se habla de unidades en un videojuego de guerra (lo veremos más abajo, y algo aprenderemos también). Desde el punto de vista del lector capaz de dejar de lado sus prejuicios, la lectura de Defensa.com permite comprender en profundidad muchos aspectos del funcionamiento de los ejércitos de hoy. 

También permite comprender el contundente rearme que están efectuando varios países que fueron actores principales o incipientes en la Segunda Guerra Mundial. Y por qué y cómo unos ejércitos se potencian de una manera, y otros de otra. 

Empezaré analizando un caso que me gusta, el de los nuevos destructores chinos y americanos. Tanto el USS Zumwalt de la clase Zumwalt americana, como el 南昌 / Nanchang de la clase 055 china, han sido botados con pocos años de diferencia, y son icónicos de la evolución digitalizada y de ciencia ficción de la industria militar moderna.

2. Para qué sirve un destructor: Clase Zumwalt

Por lo general, el buque insignia de una flota moderna es el portaaviones. Hasta la Segunda Guerra Mundial fueron los Acorazados, un tipo de buques de gran tamaño que dejaron de ser óptimos con la mejora de la tecnología militar aérea. La capacidad de despegue en pistas de corto recorrido permitió crear barcos que llevaran dentro de sí cazas y bombarderos, además de misiles, por lo que el radio de acción y la precisión de las armadas con portaaviones se multiplicó.

Sin embargo, el portaaviones es un barco raro de ver. En la actualidad tan sólo hay 22 en servicio en el mundo. Y once son americanos (a fecha de enero de 2020). España cuenta con un portaaviones de tipo LHD (porta helicópteros), el Juan Carlos I (L-61); y en Europa sólo Francia, Reino Unido, Italia y Rusia tienen portaviones (nadie más de 2). 

l-61 juan carlos primero

2.1 ¿Por qué hay tan pocos portaaviones?

La respuesta es sencilla: porque, además de su enorme coste, para su pleno funcionamiento y su plena protección se necesita de un despliegue de buques de otro tipo. Entre ellos, los destructores. Estos buques de gran tamaño tienen la capacidad balística suficiente como para proteger a los portaaviones de misiles enemigos u otros aviones, pues es un blanco principal y su pérdida podría inclinar una guerra en un sentido u otro. En el caso de España, la tarea de escolta del L-61 la realizan fragatas de la clase F-100 (quiero introducir las nomenclaturas porque tocaremos algo de la industria militar), un tipo de barco ligeramente más pequeño que el destructor y no tan especializado en misiles:

fragata blas de lezo

En la armada de EE.UU. han sido los destructores de la clase Arleigh Burke los que han servido de principal escolta a los grupos de portaaviones clase Nimitz. Al ser más grandes y potentes, los destructores, pueden llevar un radar de alta resolución de mayor alcance y más celdas para misiles, con lo cual garantizan un mayor radio de protección o escudo para los portaaviones. Las fragatas, en cambio, son más lentas y se usan como buques de escolta o auxiliares de un grupo de ataque, y tienen un armamento más variado. Aquí vemos a un Arleigh Burke en una maniobra rápida.

arleigh burke

En la actualidad, la armada de los estados unidos tiene 62 destructores de la clase Arleigh Burke. Tiene, además, otros cinco en construcción en su versión mejorada (pues el modelo original databa de 1985). Establa planeada su retirada paulatina a partir de este año, 2020, pero los nuevos misiles de corto y medio alcance de países enemigos y la piratería africana los han vuelto a poner en escena.

Junto con la nueva clase Zumwalt, el flamante destructor, cuya primera y homónima unidad ya surca los mares con un perfil realmente extraño (180 metros de eslora frente a los 155 de los Arleigh Burke):

destructor zumwalt

2.2 Origen y propósito de la clase Zumwalt

El buque en movimiento también resulta bastante fascinante y, diría, de ciencia ficción, y uno quedaría embobado si no lo atravesara, de pronto, la certidumbre de que este aparato, y todos los que estamos mencionando, son aparatos de muerte.

Suspendamos esa idea y sigamos. Examinemos al Zumwalt.

zumwalt ficha

La idea de crear una nueva clase de destructores surgió de las necesidades del Cuerpo de Marines (como extensión de la US Navy, el Cuerpo de Marines realiza incursiones en la costa). Hasta los años 80, tanto los acorazados como los cruceros habían servido de apoyo en operaciones de desembarco gracias a su poderoso fuego de artillería. Como mencionaba antes, la aparición de los portaaviones pareció en primera instancia una opción mejor para cubrir desembarcos y operaciones en la costa, pero tanto por motivos logísticos como por motivos económicos, a mediados de los años 80, en la Guerra del Líbano, volvieron a aparecer algunos acorazados de la clase Iowa de la Segunda Guerra Mundial puestos de nuevo en servicio. Su principal cometido, disparar desde el mar con sus nueve cañones de 16" (406 mm: cada proyectil pesaba 1.225 kilos: vemos seis de ellos levantados en la imagen), un tipo de cañón que no tenían otros buques de la armada y que resultaba ideal para su cometido.

iowa class

Así, con el aumento de la piratería, el terrorismo y los conflictos que EE.UU. mantiene a lo largo del mundo de forma activa o pasiva, volvió a surgir la necesidad de crear un barco que sirviera para un doble propósito: primero empezar a reemplazar a los modelos más viejos de la clase Arleigh Burke y, además, poner un servicio un barco que tuviera tanto capacidades de protección balística antiaérea como un sistema de artillería único en su tecnología y potencia devastadoras.

2.3 Un casco extraño y polémico

Al referirnos a la clase Zumwalt y al compararla con su "antecesora", la clase Arleigh Burke (ahora coexistirán ambas frente a los planes iniciale), tenemos a un barco que desplaza 16.000 toneladas y que tiene 180 metros de eslora. Es decir, 7 mil toneladas y 25 metros más. Todo ello encerrado en un casco cuyo diseño recuerda más a naves de ciencia ficción que a los clásicos buques de guerra (pero que en verdad recupera la disposición de los buques de la Primera Guerra Mundial, con el puente de mando hacia la proa).

El elemento distintivo es el puente de mando de forma trapezoidal, donde se integran los sistemas de pilotaje, radares y comunicaciones de la nave. Digo integran en un sentido visualmente estricto, pues a diferencia de otros buques de guerra la clase Zumwalt apenas tiene ningún aparato o servicio al descubierto en el exterior del casco. El objetivo: crear una firma de radar tan sutil que puede hacer pasar a este buque por un simple barco pesquero.

Sin embargo, la parte clave de este destructor no es tanto el aspecto visual como sus capacidades de artillería, radar y antimisiles.

2.4 Artillería con cañones AGS de BAE Systems

AGS responde a las siglas 'Advanced Gun System'. Se trata de uno de los cañones más mortíferos que existen y se planeó para el Zumwalt, aunque ahora su alto coste ha llevado a una modificación del proyecto que pretende substituirlos por otro tipo de cañones con menos alcance y menos coste de munición (cada proyectil cuesta 800 mil dólares debido a múltiples problemas de suministro). 

A pesar de su coste, la utilización de este cañón puede ser un elemento de superioridad definitivo en combate si el enemigo no encuentra la manera de contrarrestarlo. Cosa difícil, pues estos cañones tienen una cadencia de tiro de 10 disparos por minuto (casi 9 millones por minuto) y un alcance de más de 150 kilómetros con precisión equivalente a la de un misil guiado. Es decir, no hay ningún equipo de artillería terrestre capaz de contrarrestarlo ahora mismo. Un elemento de superioridad militar.

cañones ags


El sistema de guiado del cañón es muy sofisticado. Dispone de un cargador automático y, a diferencia de cañones de otras décadas, de un software de tiro que afina sus disparos. De hecho, la munición, conocida como LRLAP ('long range land attack projectile'), es un conjunto de cabeza de guerra con módulo propulsor que tiene integrado un guiado por GPS (hay que señalar aquí que el sistema de satélites GPS puede ser una debilidad estructural de la Alianza Atlántica). Así, los disparos efectuados a más de 150 km difícilmente fallan en sus blancos. Ya no se trata del antiguo método de cálculo de la artillería, mucho más azaroso (como vemos en cualquier película de las Guerras Mundiales), sino de un instrumento de precisión cuyo alcance es tan grande que resulta difícil de ubicar y contrarrestar desde tierra. Y de identificar desde el mar. 

Sin embargo, todo indica que la siguientes generaciones de Zumwalt tendrán otro tipo de cañones y su propósito principal se reducirá más al ámbito marino y la escolta de grupos de ataque, perdiendo el buque parte de su especificidad

2.5 Radar multifunción AN/SPY-3

Por otro lado, además de las nuevas capacidades de ataque terrestre, el Zumwalt incorpora un radar multifunción con un alcance de 370 kilómetros. Además, se trata de un radar 3D, lo que permite la identificación precisa de objetos en el espacio-tiempo. Su función principal, servir de cobertura en grupos de ataque comandados por portaaviones. 

Junto con el alcance bélico, los sistemas de radar y su alcance son fundamentales en la adquisición de la superioridad naval, pues crean un paraguas de protección que permite una detección temprana del enemigo y de sus ataques aéreos o balísticos.

2.6 Balística avanzada

Acompañando el sofisticado sistema de radar, encontramos un nuevo tipo de silos de misiles. Desaparecen los lanzadores verticales típicos de este tipo de buques y aparecen 20 módulos Mk 51 con cuatro celdas por módulos. Es decir: 80 lanzadores que se ubican en los laterales de la proa y la popa.

Estos lanzadores pueden lanzar diferentes tipos de misiles, pero el que más interesa de cara a la superioridad naval es el AGM-158 'long range anti-ship missile', con más de 500 kilómetros de alcance.

2.7 Propulsión Integrada IPS

Otra de las novedades del destructor clase Zumwalt es su planta propulsora. El conjunto genera 80 MW. Es decir, el equivalente para dar luz a una ciudad de setenta mil habitantes. El sistema es novedoso porque las dos turbinas Rolls-Royce MT-30 alimentan tanto a los sistemas del buque como a sus motores eléctricos.

2.8 Los problemas del destructor Zumwalt: el tratamiento de la prensa

Si uno repasa la prensa escrita tanto en el ámbito anglosajón como en el español, descubre que desde la botadura del primer modelo de este destructor no han cesado las críticas. Se iban a construir 33 buques con las mismas características (sobre todo con el cañón de artillería descrito) y ahora la lista se ha reducido a tres. El resto serán modificados y con otro propósito. 

La primera crítica son sus costes. Cada uno de los tres barcos ha costado 7.800 millones de dólares, la mitad de lo que cuesta un portaaviones y una suma de dinero suficiente para construir centenares de escuelas. Además, los proyectiles LRLAP que iban a costar a 50.000 dólares la unidad, en la actualidad cuestan 800.000 dólares. Ese gasto por disparo es inasumible. Por lo que la infantería de marina perderá el apoyo naval que esperaba tener, y con razón. La idea es cambiar los cañones por tecnología electromagnética o láseres de alta potencia, ya en funcionamiento pero sin tanto alcance.

zumwalt buque guerra

La segunda crítica, algo más difusa y difícil de verificar, es su difícil navegabilidad debido al diseño del casco. Aunque parece que el USS Zumwalt lleva un tiempo sirviendo en Alaska sin problemas en condiciones habituales de mala mar. Lo que es seguro es que el portón de popa no se puede usar con mala mar debido a problemas de diseño y que eso impide operaciones con lanchas en esas condiciones.

Estos comentarios los he ido encontrando en artículos de la web mencionada arriba (defensa.com) y otras. He observado, analizando el historial de noticias de algunos buques de guerra siguen el mismo proceso de seguimiento y que parece, como en el caso de la prensa deportiva, que falta en ocasiones algo de perspectiva, aunque aquí la dilatación temporal la permitiría.

3. Los cinco pasos clásicos de las noticias sobre construcción de buques militares

  1. Primero hay noticias entusiastas acerca de un nuevo modelo. El diseño de un modelo de destructor puede tardar mínimo cinco años. Aquí un ejemplo (los archivos de defensa.com no llegan tan lejos).
  2. En la fase de construcción suele haber retrasos y sobrecostes: encuentro pocos hilos donde esto no ocurra de alguna forma. El coste siempre es una variable muy criticada por los periodistas de dichas webs que, recordemos, no tienen en consideración elementos de crítica social, sino tecno-económico-estratégicos. Defensa.com no ofrece una cobertura tan precisa más allá de 2015. Encontramos en medios internacionales este punto: aquí y aquí, por ejemplo, ascendemos hasta 2015 y 2013.
  3. Tras la botadura, suele haber un período de fallos y correcciones que provoca la aparición de noticias contradictorias. Por un lado la flamante botadura, por otro problemas de todo tipo de naturaleza técnica que manchan tal imagen flamante. Es como si la expectativa nunca se cumpliera del todo. O bien el barco no funciona como se esperaba, o bien el armamento tiene problemas y hay que reformular los siguientes modelos. De acuerdo con lo que observo, estos buques tienen una extrema complejidad constructiva. Resulta absurdo plantear los problemas desde el enfoque de la debilidad, cuando a nivel de ingeniería estamos hablando de máquinas de muerte que necesitan gran precisión y duración. En estos mismos días, además de con el Zumwalt, aparecen noticias por el estilo referidas a los dos nuevos portaaviones (con sobrecoste) de la Armada Británica.

    Ejemplos entusiastas: Aquí aquí en defensa.com (temporalmente son anteriores a los dos que siguen)
    Ejemplos negativos: Aquí y aquí dos ejemplos referidos al Zumwalt en páginas externas, aquí y aquí en defensa.com. 
  4. Finalmente, aparecen noticias entusiastas acerca de modelos "enemigos", en este caso rusos o chinos, básicamente, que parecen ser mucho más poderosos. Y aquí entra en escena el crucero-destructor (no está claro) de la clase 055 china, un ingenio destructivo que, al parecer, tendría superioridad naval frente al Zumwalt (nueva y fundamental debilidad para un escuadrón de ataque americano). Aquí y aquí en defensa.com (bastante asépticas, hay que decir). Aquí, con mayor impronta sensacionalista, y aquí, en otras webs. Aquí otro, a raíz de la botadura del 055, en El País, de carácter más general. 
  5. Como coda, aparecen noticias acerca de su presunta real debilidad de dichos ingenios del enemigo, sobre todo tras su botadura y unos meses en servicio, en un juego de ecos que puede repetirse en adelante (necesitaría más investigación y no tengo tiempo para ello, lo dejo como punto de partida una vez más). Aquí un ejemplo referido al último portaaviones chino, el Liaoning, tras unos meses de noticias de estilo punto 4.

4. La superioridad estratégica de la clase china 055

Hace apenas unos días, en enero de 2020, la Armada de China puso en servicio tras el período de pruebas un nuevo tipo de destructor, la clase 055, bautizado como 101 Nanchang. No han tardado los medios nacionales e internacionales dedicados a la industria militar y a las noticias de lo militar a establecer comparaciones entre este nuevo tipo de destructor y los Zumwalt americano. Con la vaga impresión general de que los destructores chinos, por lo menos en su proyección hipotética de poder (y eso es lo único que cuenta en una situación de guerra fría) es superior.

class 055 destroyer

La propia Armada China procuró que la presentación de este buque trascendiera a nivel internacional haciendo coincidir su botadura con el 70 aniversario de la fundación de la Armada Popular, el 28 de junio de 2017. Un análisis rápido por su armamento permite identificar una potencia de fuego netamente superior al Zumwalt: 112 celdas de lanzamiento vertical universal (64 en proa y 48 en la popa), así como un cañón principal, evolución del H/PJ45A-130-1, con la capacidad de disparar 40 proyectiles por minuto a una distancia de 30 km, o distancias mayores si cuentan con proyectil guiado. 

Por otro lado, el 055 cuenta con un sistema antiaéreo de misiles de corto alcance con capacidad de interceptar misiles supersónicos anti-buque. Lo más importante es, sin embargo, el alcance del radar de barrido electrónico, cuyo alcance inicialmente se especuló dudoso, pero que ahora parece ser superior de lo normal, elemento que daría superioridad naval a China en el Pacífico si llega a construir los siete destructores de esta clase que tiene proyectados. Ahora, estas informaciones son especulativas, pues estamos hablando de armamento "enemigo", y de un enemigo poco transparente. Por lo que podríamos asignarlas al punto 5 del tratamiento perodístico: el peligro enemigo, siempre superior y siempre al acecho. Una realidad que podría ser más una proyección que algo basado en certidumbres, y que en todo caso promueve el espíritu de autosuperación destructiva de la tecnología naval.

type 055 destroyer

Estos destructores tipo 055 acompañarán a los tres nuevos portaaviones que tiene China (uno de ellos en construcción) en grupos de ataque pensados para extender su dominio más allá de sus aguas territoriales, en un escenario internacional. Proyección que también busca Rusia en una suerte de triple carrera militar "fría" entre los tres gigantes. 

Precisamente lo que ya hace la séptima flota de la Navy estadounidense desde hace décadas en el Pacífico.

septima flora navy

5. Hipótesis de la sublimación de la violencia simbólica en espacios virtuales

En muchos otros artículos de esta web aparece un indicio: la violencia efectiva sólo se manifiesta cuando ya no hay espacio para la simbolización. Mientras hay espacio para la simbolización, se realiza un juego efectivo de poder, con consecuencias prácticas efectivas, que no lleva sin embargo "la sangre al río". Estamos hablando específicamente de enfrentamientos entre superpotencias potencialmente destructivos para el planeta entero. Esa potencialidad extrema el rango de simbolización posible y no da pie tan fácilmente a la ejecución de la violencia como en otros conflictos de menor escala (uso términos cuantitativos pero la gravedad, en lo cualitativo, es la misma en todo conflicto desencadenado). 

En este espacio de simbolización, la tecnología militar y la industria derivada de ella juegan un importante papel. Aunque la dinámica parece clara: asistimos a un rearme generalizado de las grandes potencias con el objetivo de ampliar su esfera de control (China, Rusia, sobre todo), o mantenerlo a toda costa (Estados Unidos). Este rearme implica una necesaria tensión en la simbolización, que ya se prefigura en la prensa especializada. Y que ya se muestra en actos concretos más allá de puramente proyectado. Este es el caso del enfrentamiento que tuvieron el buque ruso Almirante Vinogradov  con el destructor americano USS Chancellorsville, precisamente en el Mar de la China Oriental.

Aunque esta noticia trascendió, he leído en más sitios que los buques rusos y chinos realizan maniobras para molestar a los americanos (zumbar con los aviones de reacción, por ejemplo) y viceversa. Algo más común y significativo de una tensión peligrosa en la simbolización.

La idea fundamental que quiero apuntar aquí, como excurso y finalización de este artículo, es que lo simbolizado y lo que no se puede simbolizar son un flujo. Mientras este flujo puede representarse con símbolos cada vez más tensos (como por ejemplo lo que vemos en el vídeo, imposible hace diez años, no hace cuarenta) que tienden hacia la explosión violenta cuando ya no hay simbolización posible, también podría modificarse y canalizarse por medios de representación equivalentes e igualmente efectivos.

Yo me imagino un tablero de juego donde estuvieran presentes todos los países. Algo de tipo estratégico parecido a la complejidad hiperrealista de gestión que ofrece un videojuego de estrategia militar como Hearts of Iron IV.

catalunya hearts of iron

En este tablero virtual jugarían todos los páises del mundo. Toda la economía militar por completo se trasladaría a dicha virtualidad, de irrealizaría (lo cual incluiría a su industria al completo, que habría que reconvertir a una industria digital) para realizarse en el espacio virtual. Así cada país reconocido aparecería en dicho espacio virtual con una proyección de poder equivalente, una capacidad tecnológica propia y una capacidad industrial definida. Todo lo que leemos en defensa.com dejaría de existir en el mundo real y estaría ubicado en la virtualidad. 

Y cuando la tensión simbólica fuera extrema en las prefiguraciones no-militares del mundo real, se jugarían batallas en un entorno hiperrealista 3D (ya no estilo Hearts of Iron), donde la sublimación visual fuera posible debido, precisamente, a ese realismo, que sería una ficción.

world of warships game

Notas y delirios. O no tanto. Si os gusta este blog de investigaciones profundas, ¡Suscribíos!

Suscríbete y recibe investigaciones, tools y tutoriales para optimizarte

Si te interesan mis artículos de investigación acerca de lo misterioso, la red, simulaciones, literatura psicología o videojuegos, te invito a que te suscribas a mi newsletter semanal.

¡Gracias por ayudarme!​



Tags


Si te ha gustado este artículo, sigue leyendo:

{"email":"Email address invalid","url":"Website address invalid","required":"Required field missing"}
>