Yankee SERP Foxtrot

Su mirada en el bosque. Le dije: ¿Tú sabes por qué ronronean los gatos? El vaho, líneas de nieve, el arado: Loulou movía la mano de la roca al cabello y del cabello a la roca. A veces el movimiento iba de la frente hacia atrás y entonces…
football manager victor balcells

My little empire - Football Manager (Parte 1)

Alguien tenía que haberme estado espiando, pues me visitaron una mañana sin que yo los hubiese llamado. Lo primero: la cocinera de la señora Morocco, mi casera, que llevaba todos los días a eso de las diez de la mañana el desayuno a mi…
linkbuilders parte 2 victor balcells

Linkbuilders (Parte II)

(Primera parte) Triste loco que pensó remedar las tempestades y el rayo inimitable con el férreo sonante galopar de sus corceles. Virgilio  Mis partners: Lasparri y Loverey. Ella es el buque insignia de nuestra temeraria empresa.…

Linkbuilders (parte 1)

Seguimos una estricta regla de vida. En eso nos parecemos mucho a los antiguos monjes cristianos. Nosotros también tenemos nuestra liturgia. En lo que concierne a la observancia de la norma, es lo mismo. La norma da el ser a la cosa. Norma…
lo que se de los vampiros

Lo que sé de los vampiros - (Parte II)

(Primera parte) Alguien intercedió a mi favor: empecé a realizar informes de lectura para una editorial barcelonesa. Entonces, trabajar en el mundo de la edición, era una de mis aspiraciones. Ya había elaborado algún informe editorial;…

Lo que sé de los vampiros - (Parte I)

Este texto puede resultar peligroso. Mucho me temo que, de caer en manos equivocadas, me podría ver envuelto incluso en temas de sicarios. No tengo experiencia en el asunto, de modo que ruego la máxima discreción en la difusión de estos…
doom victor balcells

Doom

Como éramos tres y sólo había un ordenador, nos repartíamos los roles. Padre, de pie a nuestras espaldas, dirigía la partida. Avanza, decía, ahora flanquea al enemigo; ¡Abajo!; ¡Dispara! Mi hermano era el encargado de desplazar al…
vidas minusculas 3

Vidas minúsculas III

Alguien me habló de la historia de un niño que quedó huérfano. La madre, rubia bailarina y hermosa paseante, amenizaba todas las tardes de los parroquianos de la Rambla. Ella se casó joven, a los veinticuatro, con un hombre poderoso de…