Durante mucho tiempo, ubiqué mi despacho en el sótano. Allí desarrollé mi estudio y práctica autodidacta con el objetivo de liberarme del yugo de un trabajo opresor. Tuve que prescindir de la fama a favor del secretismo, de mi nombre, de mis prejuicios. Entré en las cavernosidades y en ellas sigo. Uno de esos caminos fue el de las criptomonedas. Miren cómo enciendo el candelabro y qué sombras grotescas proyecta contra la pared. Ante el temor de caer en un autismo de la profesión y el pensamiento: escapatorias investigadoras, cambios bruscos, pírricas derrotas en el sendero opaco de la red y descenso hacia abajo, donde el mundo se constituye en nuevas formas dinámica; el agujero, la falla.

Si me siguen por esta escalinata de mármol podré mostrarles algunas criptomonedas que colecciono en mis estantes de alabastro, donde en otra época yacía la enciclopedia Espasa-Calpe. Un pequeño museos de maravillas a lo Roussell, si me permiten la comparación. Confío, en todo caso, que la extrañeza compense la deficiencia del orador. La experiencia es gratis, pero si ustedes quieren sentir en sus carnes la plena experiencia de la minería y el capitalismo salvaje, les recomiendo pulsar, en la barra lateral, “Start Mining” mientras leen el artículo.

BiblePay, la criptomoneda bíblica

«Aquí llamó a David y le dijo: “como vive Yahvé, que tú eres hombre leal y que yo veo con buenos ojos toda tu conducta en esta expedición, sin haber visto en ti nada malo desde que llegaste a mí hasta hoy; pero a los príncipes no les agradas”». Pecadora y, al mismo tiempo, criptomoneda. Biblepay se puede adquirir directamente desde su web o en algunos exchanges. Benefactora porque en todas las transacciones efectuadas con BiblePay se destinará un 10% de las emisiones en el blockchain a financiar orfanatos. De la misma manera que otras criptomonedas redirigen parte del producto de las transacciones y la minería a nichos como ciencia o investigación médica, BiblePay actúa como crypto-ONG.

Pero oh, ¡pecadores cristianos! Miren el gráfico del valor de la moneda y deleítense en la codicia y la ambición desatadas:

byblepay criptomoneda

El tres de enero vemos un famoso efecto de crypto-pumping (bombeo artificial al alza de un valor). La capitalización de ByblePay se multiplicó x16 en un sólo día, quizá en apenas unos minutos, para luego caer bruscamente de nuevo. Es sabido que en los fenómenos de pumping quienes ganan dinero (comprando barato, vendiendo caro, entre otras posibilidades más sofisticadas, como el margin trading) lo hacen a costa de una gran cantidad de usuarios que, en cuestión de minutos, pueden perder parte o la totalidad de su capital. Ustedes ven la contradicción de la especulación y yo alumbro con mi candelabro este estante vacío. Byblepay, la criptomoneda de los cristianos.

Dogecoin, el reino pagano

Veterana criptomoneda. Representa uno de los fenómenos sociológicos más raros que se han visto. Todo su valor se sustenta en una broma. Lean, de entrada, un comentario del creador de DogeCoin en Twitter, Jackson Palmer:

dogecoin

Palabra de un creador. El valor de Dogecoin se sustenta sobre la nada (hace dos años que no recibe actualizaciones técnicas). En una visita rápida al Reddit y al hashtag de la moneda en Twitter, lo que encontramos, principalmente, son memes y broma. El valor ha sido inflado por el amor simbólico a la propia moneda, la moneda del perro. La fundación de su comunidad de seguidores se dio en 4chan y Reddit hace ya cinco años, y se basó por entero en que parte del valor de una cosa puede ser estético, incluso diletante o vaporoso.

El poder paródico de esta criptomoneda es lo que me permite apreciarla. Quizá, también, deberíamos empezar a revisitar el concepto de valor.

united states of dogeland

En 2014 el equipo jamaicano de Bobsleigh pudo clasificarse para el Mundial de Invierno de 2014 gracias a una inversión por valor de 25.000 dólares, efectuada en Dogecoins. Ustedes saben que Jamaica no tiene nieve en sus posesiones.

dogecoin cripomoneda

FUCK Token, criptomoneda millenial

Hace años que nadie limpia estos pasillos de piedra. Disculpen lo húmedo y polvoriento del ambiente, pero como ven lo que les estoy mostrando es lo último de lo último. Ni en mis más locas imaginaciones de “lo último de lo último” podría haber llegado nunca hasta esta clase de “último de lo último”. He comprado una urnas para depositar en ellas las tétricas criptomonedas. Estas investigaciones sólo me han llevado a una vida en la paradoja. Una expresión última del liberalismo, una evolución en muchos aspectos destructiva para el propio sistema, es la que masivamente se está siguiendo en la red: por encima de cualquier otro movimiento que yo conozca.

Blockchain configura ya la red de computación más grande del mundo y sus ramas se extienden y penetran como una forma parasitaria (o no) en todos los ámbitos de la realidad. Fíjense en FUCK Token, una de las piezas estrella de la colección.

 

Palabras de sus creadores: “Con FUCK Token tienes una oportunidad única de expresar realmente cómo te sientes. Las criptomonedas están derribando barreras sociales, revolucionando el mundo de las divisas tal y como lo conocemos y FUCK Token se encuentra a la cabeza de la lucha. En nuestra sociedad actual vivimos un epidemia en la que millones de personas no tienen un carajo que hacer. Con nuestro ERC-20 FUCK Token hemos resuelto el problema”.

Curioso y muy censurable jpg he encontrado, muy descriptivo en cuanto a la relación de FUCK con Dogecoin.

fuck token

 

¿Te ha gustado un “shitpost” en Reddit? Muestra tu conformidad dándole un FUCK a su autor. ¿Tus amigos tienen problemas amorosos? Dales un FUCK y colócales una sonrisa en el rostro. Esa es la filosofía, literalmente, por eso guardo esta criptomoneda en una urna biológicamente aislada.

 

FUCK Token utiliza un tip bot que manda FUCKs a usuarios de Reddit. También se ha integrado con Slack, Twitter y Twitch. Viene a ser, en esencia, una forma de transformar en dinero los “likes”, en la línea de otras monedas como Steem Dollars (que comentaré en un artículo aparte, pues la conozco más a fondo).

Y aquí termina la visita.

Ustedes pueden verlo: hay más pasillos y urnas. Pero hoy sólo quería asustarles. Los brazos de las criptomonedas son tan amplios y van a ser tan transformadores (nos guste o no) que son capaces de ser temáticos. Hoy, la locura y el extravío, o algunas formas raras de crecimiento (quienes las crean son más jóvenes y distintos, y no hay especial interés en comprenderlos). Otro día iremos a por el género comedia romántica, y les mostraré las urnas doradas de un cripto futuro cetelleante. Por ahora me callo, antes de sucumbir definitivamente al barroquismo.

 

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *